Bienaventurados los de limpio corazón

matthew-banner

Pasaje de las Escrituras: Mateo 5:8

El mensaje de Jesús en las bienaventuranzas es que debemos rendirnos a la agenda de Dios. Hay un poder e influencia increíbles cuando vivimos de acorde a la enseñanzas de Jesús en las bienaventuranzas. En Mateo 5:8, Jesús dijo que los puros de corazón verán a Dios. Cada creyente puede ser verdaderamente felíz tomando tres decisiones que se mencionan en este pasaje.

1. Debo escoger devoción en lugar de división

La pureza no se trata de impecabilidad, aunque con certeza nos lleva a pecar menos. La pureza no se trata de marcar una lista de cosas que no debemos hacer. La palabra “pureza” significa limpio, inocente, sin tacha. El punto de la pureza es total y indivisible devoción.

¿Hay algo que has permitido en tu vida que te previene de una devoción absoluta a Dios? ¿Que pasos puedes tomar para llegar a una devoción total hacia Dios? 

2. Debo escoger motivación en lugar de obligación

La palabra “corazón” en el pasaje se refiere al centro de nuestra vida espiritual. El corazón es el centro de nuestros pensamientos, pasiones, deseos, afecciones y propósitos. Es fácil para nosotros esconder un corazón impuro o dividido. Jesús una vez se refirió a los Fariseos como sepulcros blanqueados — bellas por fuera pero llenas de muerte por dentro. (Mateo 23:27-28).

¿En qué maneras has tratado de blanquear el exterior de tu vida? ¿Qué pasos puedes tomar para darle a Dios acceso a cada parte de tu corazón? 

3. Debo escoger enfocarme en Dios en lugar de mi mismo

Los puros de corazón verán a Dios. “Ver” significa percibir o saber. Ver a Dios significa que cuando nuestros corazones están devotos a El comenzamos a vivir en Su presencia. Somos capaces de ver a Dios más y más claramente con nuestros ojos espirituales. Le conocemos más y disfrutamos de compañerismo con El. The pure in heart will see God. To “see” means to perceive or know. To see God means that when our hearts are devoted to Him we begin to live in His presence.

¿Qué pasos puedes tomar para enfocarte más en Dios, para mantener tus ojos fijos en El? ¿Cómo puede el que veas a Dios más claramente ayudarte en tu caminar diario? 


El Perdón

matthew-banner

Pasaje de las Escrituras: Mateo 5:7 y 18: 21-35

El perdón no es una sugerencia que nos da Dios. Es una obligación para los creyentes. ¿Cómo perdonamos y porqué?

En la parábola del siervo infiel, vemos la práctica del perdón. El sirviente que debía mucho fue perdonado pero no le perdonó a alguien más una deuda mucho más pequeña. ¿Cómo practicamos el perdón extraordinario?

1. Mi oportunidad de recibir misericordia | El hombre perdonado de su deuda inmensa es un ejemplo de la deuda de pecado que no podríamos pagar por nuestra propia cuenta. Dios nos perdona cuando no hay ninguna forma en que nosotros paguemos.

2. Mi oportunidad de ofrecer misericordia| Si no perdonamos a otros sus deudas mucho más pequeñas, nuestra salvación no está en peligro, pero si estamos poniéndonos en una posición de amargura y dolor.

Dios nos dice que perdonemos a otros, pero, ¿cómo lo hacemos?

Identifica | Debemos identificar en qué forma percibimos que nos hicieron daño y qué sentimos que se nos debe. Escríbalo y sea honesto con usted mismo.

Amor | Debemos ver más allá de la falta y ver la necesidad de la otra persona. Somos inmerecedores del perdón de Dios, pero El ve nuestra necesidad y nos ama por igual.

Rendición | Debemos entregar la deuda que merecemos.

Perdón| El perdonar es pasarle el pago de lo que se debe a Dios.

No hay atajos para la calidad. El perdón es trabajo duro, pero Dios nos lo pide y nos da la fortaleza para tener éxito.

Preguntas de discusión: 

• ¿Cómo te han hecho daño y a quien debes perdonar? ¿Qué acciones puedes tomar hoy? 

• ¿Quién te ha perdonado cuando no lo merecías? 

• ¿Cómo puedes buscar perdonar a alguien que no te ha pedido que le perdones? 

• Discute sobre momentos en que sin intención has herido a alguien. ¿Le has pedido perdón?  

La felicidad es humilde

matthew-banner

Pasaje de las Escrituras: Mateo 5:5

Muchas personas asocian la felicidad y el éxito con fuerza, confianza, seguridad en sí mismo, conquista y poder. En contraste, la felicidad y el éxito, definido por Cristo, es encontrado en la humildad.

Un escritor precisamente describe la humildad como “…una característica interna es una disposición del corazón, que a través de una percepción afilada de su propia miseria y la misericordia abundante de Dios, se ha convertido tan flexible, gentil, dócil y manejable que no hay rastro de su robustez original, de su naturaleza salvaje aún permanezca.”

Cuando Jesús dijo, “bienaventurados los humildes” El se estaba refiriendo al sentido práctico en la búsqueda de la humildad. Hay al menos cuatro componentes claves a esto:

1. Confía en el Señor. Dios sabe lo que está haciendo. Si algo está fuera de nuestro alcance, no deberíamos permitirnos pecar solo para poder alcanzarlo. Y si algo se nos está saliendo de las manos, no deberíamos pecar para mantenerlo con nosotros.

2. Deléitese en el Señor. Esto requiere que movamos nuestro enfoque lejos de las cosas que Dios creó para que disfrutáramos pero que nunca fueron diseñadas para traernos realización verdadera y mover nuestro enfoque hacia Dios. El es la única fuente de realización verdadera.

3. Comprometer nuestros caminos al Señor. La esencia de la humildad significa “confiar que Dios coloque el camino y determine el destino.” Es someter nuestros sueños y deseos a Dios y confiar que El dirija nuestra vida en la mejor dirección posible.

4. Descanse en el Señor. Deje de esforzarse, deje de pensar que usted puede hacerlo solo. Haga lo que pueda, con lo que tiene, donde esté, y luego siéntese y deje a Dios ser Dios.

Discusión

• ¿Como se siente cuando las cosas se le salen del control? ¿Realmente confía en Dios? 

• ¿Está dispuesto a re-enfocarse en Dios? ¿Cuáles son algunas maneras en que puede deleitarse en el Señor?

• ¿Se atreve a someter sus sueños y deseos a El? 

• ¿Como responde su alma al “descanso”? ¿Está usted descansando en El? 

La felicidad es pesarosa

matthew-banner

Pasaje de las Escrituras: Mateo 5:1-4

El dolor es un camino sorpresivo que Dios puede crear hacia la felicidad. Hay momentos en que Dios nos invita a la aflicción; podemos experimentar el poder de la aflicción reconociendo las implicaciones de ella encontradas en Mateo 5:4.

1. La aflicción es una elección. | Frecuentemente tratamos de evadirla, pero la aflicción es la herramienta de Dios para ayudarnos a atravesar las transiciones en la vida. La aflicción toma tiempo y hay que superarla. La aflicción es una temporada, no un día.

2. La aflicción es el camino al confort. | Si queremos confort, debemos experimentar el luto. Si no aprendemos a llevar la aflicción, terminaremos manejando el dolor en formas no saludables.

3. La aflicción está diseñada para comunidad.  | Debemos cargar con nuestras cargas mutuamente. A lo largo de la Biblia hay ejemplos de personas doliendo en comunidad. Y no solo las personas viven la aflicción con nosotros, Dios también lo hace.

Discute:

• ¿En qué formas has sido consolado en comunidad durante un tiempo de duelo? 

• ¿Cuales son algunas formas en que el duelo puede llevar a la felicidad?

• ¿Cual es una pérdida que no has llevado luto? 

• ¿Cómo puedes obtener el valor para lamentar sobre alguna pérdida esta semana? 

La Felicidad

Pasaje de las Escrituras: Mateo 5:1-5

Serás felíz el día que conozcas los dos secretos de la felicidad.

1. La felicidad es producto de la rendición.  

Las personas buscan la felicidad mediante adquisiciones, iluminación y aceptación. Pero, la felicidad viene de rendir esa búsqueda individual y depender en Dios.

2. La felicidad es producto de la santidad. 

Santidad significa ser apartado. Se supone que debes ser diferente. Hay dos pasos críticos que debes tomar en respuesta a esta invitación de la felicidad a través de la santidad.

A. Acepta el llamado a vivir en santidad. Deja de caer en las mentiras del enemigo sobre la gloria, emoción o alivio de ignorar la ley de Dios y pon tu mente en las buenas cosas de Dios.

B. Entiende tu posición en Jesús. Hasta que no te des cuenta que estas en bancarrota espiritual, no serás felíz. Pero cuando te das cuenta de esto, tienes acceso al Reino.

Deja de buscar la felicidad. Busca el quebrantamiento. Busca a Jesús.

Preguntas de discusión

• ¿Que estas buscando que te haga felíz?

• ¿Por qué es difícil buscar el quebrantamiento? 

• ¿Qué puedes hacer hoy para buscar a Jesús en lugar de la felicidad?