Encuentros con propósito

Pasaje de las Escrituras: Mateo 28:19-20

El último mandamiento de Jesús fue un mandato de hacer discípulos de todas las naciones. Este mandato es operativo hasta el final de los tiempos. Aún no ha llegado el final, así que aún es una asignación para los creyentes. Todo Cristiano puede experimentar el gozo de la Gran Comisión reconociendo todas las garantías de Jesús.

1. La autoridad de la asignación
Jesús garantizó: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.”

Jesús le aseguró a sus seguidores que su misión no era entender cómo realizar su misión. El envió a ellos— y a nosotros! La medida en la que entiendas Su poder determinará tu confianza en llevar acabo el resto de su mandamiento.

● ¿Cuanta autoridad tiene Jesús?

2. La audacia de la asignación
Jesús dijo: “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.”

Este no es solo un llamado de llamar y decirles a las personas sobre Jesús y animarles a que se interesen en El. Puede comenzar con eso, pero estamos invitándoles a experimentar un cambio total de vida. Cuando buscamos obedecer todo lo que Jesús encomendó debemos confiar completamente en El en lugar de nosotros mismos.

● ¿En qué formas es la Gran Comisión una asignación audaz?

3. La audiencia de la asignación
Jesús definió el alcance de la asignación: Vayan, y hagan discípulos de todas las naciones.

Debemos guardar de no tomar este mandato a la ligera porque todos los que están sin Cristo están perdidos. Debemos entonces llevar las buenas nuevas sobre Jesús a toda nación — a toda persona.

● Lea Hechos 4:12. ¿Porqué esto lo hace imperativo que hagamos la Gran Comisión?

4. El cumplimiento de la asignación
Jesús aseguró a Sus seguidores: “Y les aseguro, que yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”

Jesús está con nosotros — personal y corporativamente. El está con nosotros para guiarnos y empoderarnos mientras realizamos la Gran Comisión.

● ¿Cómo puede la presencia de Jesús animarte a llevar acabo la Gran Comisión?

Jesús nos llamó de la oscuridad hacia la luz — y nos llama a llevar luz a los lugares más oscuros. Hasta Su regreso, debemos ser fieles y cumplir la asignación que El nos ha dado.

● Es una asignación dada por Su autoridad.
● Es una asignación que es audaz en su naturaleza.
● Es una asignación que comanda una audiencia con todos en todo lugar.
● Es una asignación que incluye la emoción de la compañía de Jesús cada paso del camino.

¿Cómo podemos decir que no a es asignación?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.